La Pobreza y la Nutrición en Honduras

Agosto 2017

Resumen Ejecutivo

El reporte elaborado combina distintas fuentes de datos. Los datos de nutrición y salud provienen de la Encuesta de Demografía y Salud (ENDESA) correspondiente a los año 2011-2012, siendo ésta la principal y más completa fuente de información, que es presentadapor la Secretaría de Salud, el Instituto Nacional de Estadística (INE) e ICF International (2013). La información se amplía, en la medida de lo posible, con datos del Informe Mundial de Nutrición de 2016, y otros informes internacionales de UNICEF, FAO, OMS cuando ha estado disponible. Además, dos programas implementados con asistencia internacional (Alimentar al Futuro – FTF y Alianza para el Corredor Seco - ACS) en el Corredor Seco permiten realizar un seguimiento a la situación específica de los hogares en algunos departamentos de esta región altamente rural, cuyos pobladores están específicamente afectados por la escaza y mala distribución de la precipitación pluvial, la situación de pobreza e inseguridad alimentaria.

Según datos del Índice Global del Hambre (2016), Honduras tiene la tercera tasa más alta de desnutrición crónica y la séptima en lo que respecta al total de la población desnutrida en Latinoamérica. El PIB per cápita es aproximadamente un tercio del promedio de ALC (US$4,4451 ), mientras que la desigualdad es más alta en Honduras que en el promedio de ALC (índice de Gini fue de 0.54 en Honduras y 0.52 en ALC en 2013). Gracias a datos provenientes de la ENDESA 2011-2012, se puede observar que la desigualdad económica se manifiesta en el acceso a servicios básicos de infraestructura revelando la dimensión estructural de la pobreza.

La tasa de pobreza es la segunda más alta en ALC, casi uno de cada cinco hondureños vive con menos de US$1.90 al día2 . La incidencia de pobreza es del 65.7% de las personas y la pobreza extrema 42.5% a las personas pero esta sigue concentrándose sobremanera en la zona rural 3 . En el Corredor Seco, siendo la mayoría de la población rural (77%), los ingresos del 39% de los individuos encuestados por ACS no superan la línea de pobreza nacional rural de USD 2.35, mientras que para FTF esto es del 84%.

El INE reportó en 20164 que el 45,3% de la población total en este año pertenece a la Población Económicamente Activa (PEA) o Fuerza Laboral, lo que es casi 4 millones de personas. Existen altas divergencias en el desempeño de los géneros en el mercado laboral, siendo la tasa de participación laboral femenina la mitad de la masculina. El desempleo afecta de sobremanera a las mujeres y jóvenes, y es, además, un problema mayormente urbano, por lo cual los departamentos de mayor urbanización presentan la mayor tasa. Honduras ha registrado importantes avances en la disminución de la mortalidad infantil, según estimaciones del informe de nutrición mundial, entre 2009 y 2013 bajó de 26 a 22 por cada mil nacidos vivos (IFPRI, 2015). La mortalidad infantil5 y de la niñez se concentran en los estratos con más bajos ingresos: en los hogares más pobres superan los 30 por mil niños, mientras que en los más ricos no alcanzan los 20 por mil (ENDESA 2011-2012). La incidencia de la mortalidad infantil y de la niñez, es, a su vez, más alta en departamentos remotos y con más población rural.

La falta de micronutrientes es llamada también la desnutrición escondida porque, si bien no se manifiesta de forma evidente, afecta el estado de salud en general y con consecuencias a futuro. La diversidad alimentaria de las mujeres afecta la alimentación de los niños, en parte a que son las mujeres quienes preparan los alimentos, y en parte porque la probabilidad de tener niños con problemas de malnutrición aumenta cuando la madre sufre también desnutrición (o lo hizo en su infancia o adolescencia)6 . La talla es un indicador de la situación de nutrición de los adultos, y existe una correlación entre la baja talla materna y el bajo peso del niño7 . A nivel nacional, el 8% de las mujeres reportan una altura menor a 145 cms., pero este porcentaje se incrementa en el caso de las mujeres sin educación (23%), de las mujeres más pobres (19%). El 41% de las mujeres que tuvieron hijos en los últimos cinco años recibieron suplementos de hierro, el 47% de las mujeres los recibieron de vitamina A después del parto, y sólo el 6% fueron tratadas con desparasitantes durante el embarazo. Respecto a los niños de entre 6 y 59 meses, un 74.5% de los menores recibieron suplementos de vitamina A, 25% suplementación de hierro y 55% medicamento desparasitante. Los programas implementados en el Corredor Seco permiten analizar la diversidad alimentaria, mostrando alta divergencia por departamento. Sólo el 70% de las mujeres en la zona de laACS (y la mitad si se tiene en cuenta sólo aquellas en la zona de FTF) alcanza una diversidad mínima, siendo la falta de proteína animal una de las principales limitantes. Mujeres más educadas, de hogares biparentales y de menor tamaño reportan una alimentación más diversa. De los niños menores de 6 meses relevados por ACS, alrededor de la mitad reciben exclusiva lactancia de pecho. De los casi 1500 niños de entre 6 meses y 2 años de edad observados en ACS, sólo el 31.6 % tienenuna alimentación mínima aceptable, proporción mayor en hogares con ambos jefes de hogar y de mayor tamaño. Se resalta la falta de acceso a proteínas de origen animal y frutos y vegetales con alta vitamina A. En el Corredor Seco, más del 40% de los niños relevados tanto por ACS y FTF reportaron anemia, en general presente en hogares que reportaron hambre moderada o severa y con menor diversidad alimentaria.

Preocupan las altas tasas de sobrepeso y obesidad adulta (al momento 51% de los mismos se registran con sobrepeso y 18% con obesidad) y la incipiente (aunque baja, a 5.1 %) tasa de obesidad infantil en menores de 5 años (IFPRI, 2016). Menos de la mitad de las madres (44%) reporta un peso normal y 5% de las madres reportan bajo peso. El sobrepeso y obesidad adulta ha ido en aumento: en 2005 se calculó en el 47%. En el Corredor Seco el 11.7% de mujeres relevadas por ACS reportan bajo peso, el 25.4% sobrepeso y el 10.9% se considera obesas, con estas dos últimas tasas aumentando con la edad. La obesidad infantil8 es más prevalente en hogares más ricos, urbanos y con madres con alto nivel educativo. La anemia afecta a un cuarto de las mujeres, siendo más prevalente entre aquellassin educación y provenientes de hogares que reportaron niveles de hambre moderados o severos. En cuanto al estado nutricional de los niños se emplean tres indicadores: desnutrición crónica, desnutrición aguda o emaciación y desnutrición global en niños menores a 5 años. En el Corredor Seco, las tasas de desnutrición suelen ser más altas en aquellos niños cuyas madres tienen menores niveles de educación, aunque más bajas en hogares con sólo mujeres como jefa del mismo, por ejemplo, de los niños encuestados en FTF, más del 40% de aquellos cuyas madres no registran un nivel educativo sufren de retraso en el crecimiento, mientras que para aquellas con primaria completa ya esta cifra es del 16%. En general, la situación de desnutrición es más grave en los niños dentro del subgrupo de FTF que en ACS, tal como se puede observar en el Gráfico 1, aunque lastasas de desnutrición muestran un gran rango dentro de los departamentos cubiertos por ambos programas del Corredor Seco.

El retraso en el crecimiento9 es una enfermedad de la pobreza, la padecen mayormente los niños del área rural, ligeramente mayor en niños que en niñas, está asociada a madres con bajo peso y bajo nivel educativo. La desnutrición crónica o retraso en el crecimientoafecta al 23% de los niños menores de cinco años en Honduras, el 6% de los cuales presenta un retardo severo en el crecimiento. En la últimas dos décadas, el país ha registrado avances importantes en la reducción de esta tasa, en 1994 se registraba en 46%Error! Reference source not found.. Geográficamente, tiene mayor incidencia en los departamentos del Corredor Seco, como se puede observar en el Gráfico 2. En 2015, 25.3% de los niños encuestados por FTF tuvo bajo crecimiento para su edad, y el 8.1% lo registró de forma severa.

La desnutrición aguda o emaciación10 es mayor en los menores de 6 meses (3%) y entre los niños de madres desnutridas o delgadas (4%). Si bien aún es baja, en el Corredor Seco se registran tasas de emaciación más altas que a nivel nacional: casi el 9% del total de los niños menores de 5 añosrelevados por ACS reportaron bajo peso para la edad mientras que para FTF esto fue del 13%.

La desnutrición global o peso inferior al normal 11 es el indicador de un peso deficiente para la edad, alcanzó 7% del total de los niños menores de cinco años a nivel nacional, siendo más prevalente en zonas rurales, hogares más pobres y cuyas madres tienen bajo nivel educativo. Parte del programa Feed the Future está enfocado en el estudio del empoderamiento femenino, dado que la capacidad de toma de decisiones en distintos ámbitos de las mujeres influye en el bienestar de la población. Comparando las diferencias entre hombres y mujeres, en los hogares encuestados de FTF en promedio, lasmujeres están casi 40% menos empoderadas que los hombres de sus mismos hogares. Las mujeres muestran poder participar en decidir cómo gastar los ingresos del hogar, aunque no en las decisiones productivas. Un alto porcentaje de mujeres asiente que pueden administrar compra y venta de pequeños animales como aves de corral, así como bienes de consumo durables 12, aunque en general, no de forma autónoma.Una cuarta parte de las mujeres encuestadas en ACS admitieron tener algún tipo de crédito, y aunque la mitad de las mujeres consideran que pueden contribuir a la decisión de pedir un préstamo, es principalmente para determinar el destino el dinero, no asi tomar el crédito o no.

 


1 Banco Mundial (2015).

2 Ore, H., M., Antonio, L. Sousa, y J. Lopez. (2016). “Honduras: Desatando el potencial económico para mayores oportunidades.” Diagnóstico sistemático de país—Resumen. Banco Mundial, Washington, DC. Licencia: Creative Commons de Reconocimiento CC BY 3.0 IGO.

3 Instituto Nacional de Estadísticas (INE). (2016). Resumen Ejecutivo de la LIV ENCUESTA PERMANENTE DE HOGARES DE PROPÓSITOS MÚLTIPLES –EPHPM – JUNIO. Disponible en: http://181.189.226.83/binhnd/RpWebEngine.exe/Portal?BASE=EPH2016&lang=ESP.

4 INE (2016), op. cit.

5 Según la ENDESA 2011-2012, la Mortalidad Infantil es probabilidad de morir durante el primer año de vida; la Mortalidad en la Niñez es la probabilidad de morir antes de cumplir 5 años.

6 USAID’s Infant and Young Child Nutrition Project (2012) “Our global efforts to prevent malnutrition during the first 1,000 days”, Final Report.

7 Secretaría de Salud [Honduras], Instituto Nacional de Estadística (INE) e ICF International (2013). Encuesta Nacional de Salud y Demografía 2011-2012. Tegucigalpa, Honduras: SS, INE e ICF International.

8 Sobrepeso se refiere a los niños para quienes el peso para la talla está 2 desviaciones estándar o más por encima de la media de la población de referencia se consideran con sobrepeso (Secretaría de Salud et al., 2013, p. 259).

9 Retraso en el crecimiento o desnutrición crónica (Talla para la Edad): porcentaje de niños y niñas de 0 a 59 meses cuya altura para su edad es inferior a menos 2 desviaciones estándar (retraso en el crecimiento moderado y grave) de la media de la población en referencia. Se trata de Desnutrición Crónica Severa si equivale a menos 3 desviaciones estándar por debajo de la media de la población de referencia. (Secretaría de Salud et al., 2013, p. 259); UNICEF, 2013: p. 13).

10 Emaciación o desnutrición aguda (Peso para la Talla) mide el efecto del deterioro en la alimentación y de la presencia de enfermedades en el pasado inmediato. Se define como el porcentaje de niños y niñas de 0 a 59 meses cuyo peso para la altura es inferior a menos 2 desviaciones estándar de la media del Patrón del crecimiento infantil de la OMS (emaciación moderada y grave). Si este porcentaje es inferior a menos 3 desviaciones estándar se trata de una emaciación o desnutrición aguda grave. (UNICEF, 2013).

11 Desnutrición global (o general) o Peso inferior al normal (Peso para la edad) es una forma compuesta de desnutrición, que incluye elementos del retraso en el crecimiento (desnutrición crónica) y la emaciación (desnutrición aguda). Se define como el porcentaje de niños y niñas de 0 a 59 meses cuyo peso para la edad es inferior a menos 2 desviaciones estándar (peso inferior al normal moderado y grave) de la media del Patrón del crecimiento infantil de la OMS. Si es de menos 3 desviaciones estándar se considera Desnutrición Global Severa o Peso Inferior al Normal Grave). (Secretaria de Salud et al., 2013).

12 Se consideran como bienes de consume durables a aquellos que son de uso repetido (en vez de consumo inmediato, como son los alimentos), tal como ser muebles electrodomésticos, bicicletas, motocicletas, automóviles.

Images: ,

Leave a Reply

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.